fbpx

¿Qué es la estrategia? Fundamentos, conceptos y definiciones

fundamentos y conceptos de teoría y estrategia
Twitter
WhatsApp
LinkedIn
Facebook
Telegram
Email
La estrategia es el arte de diseñar e implementar un conjunto de acciones para alcanzar un objetivo específico, en un contexto determinado. 

Aunque el término estrategia se originó en el contexto militar, su aplicación se ha extendido a una variedad de otros ámbitos, desde los negocios y la política hasta la educación y la salud.

En esencia, es un plan de acción que guía las decisiones y acciones de un individuo o entidad. Este plan no es estático, sino que se adapta y evoluciona en respuesta a las circunstancias cambiantes y a las reacciones de los oponentes. Por lo tanto, la estrategia es tanto un proceso de planificación como de adaptación, y es fundamental para el éxito en cualquier esfuerzo.

Tipos de estrategias

Las estrategias pueden adoptar diversas formas y su naturaleza puede variar considerablemente dependiendo del campo de aplicación. Entre las más comunes se encuentran la estrategia militar, la estrategia política, la estrategia económica, la estrategia educativa, la estrategia de comunicación y la estrategia de negocios.

Cada una posee características únicas y requiere un enfoque adaptado a su respectivo campo. Por ejemplo, para una estrategia militar la definición de ofensiva y defensiva son dimensiones relevantes, y los campos a consideran podrían ser los terrestres, aéreos y marítimos. Por otro lado, una estrategia de negocios puede enfocarse en la identificación de oportunidades de mercado y la diferenciación de productos o servicios. Así, aunque todas son estrategias, su aplicación y ejecución pueden variar significativamente dependiendo del contexto.

¿Arte o ciencia?

La estrategia es un arte. Aunque incorpora métodos científicos para minimizar la incertidumbre, no se clasifica como una ciencia en el sentido tradicional. A diferencia de las ciencias exactas, físicas y naturales, no está gobernada por leyes inmutables.

No obstante, se beneficia enormemente de la aplicación de métodos científicos. Estos métodos son utilizados de manera constante para reducir la gama de incertidumbres inherentes a las situaciones estratégicas. Por lo tanto, aunque la estrategia es un arte, se nutre de la ciencia para mejorar su eficacia y precisión.

Estrategia y poder

El poder, definido como el ejercicio de la voluntad, es un componente esencial de la estrategia. Se puede entender como la acumulación de los factores de poder de un actor, que le otorgan la capacidad de ejercer su voluntad para alcanzar sus objetivos, incluso frente a la oposición de otras voluntades y a pesar de los obstáculos que pueda encontrar.

Es importante destacar que el poder no se mide en términos absolutos, sino relativos, ya que siempre implica una relación interdependiente entre los actores involucrados. A pesar de esta naturaleza relativa, existen métodos para modelar y analizar el poder. Estos permiten definir y comparar la magnitud del poder entre dos o más actores, proporcionando una herramienta valiosa para el diseño y la planificación estratégica.

Estrategia y táctica

La táctica es una parte integral de la estrategia. Mientras que la estrategia se refiere al plan general y de alto nivel para alcanzar un objetivo, la táctica se centra en las acciones específicas y detalladas que se llevarán a cabo para implementar ese plan estratégico. En otras palabras, la estrategia proporciona la visión y el enfoque general, mientras que las tácticas se encargan de los aspectos prácticos y concretos de cómo se ejecutará el plan.

La estrategia establece la dirección y los objetivos generales, teniendo en cuenta el entorno y las limitaciones, mientras que las tácticas se enfocan en las acciones específicas, las secuencias de pasos y las decisiones prácticas que se tomarán para lograr esos objetivos estratégicos. En conjunto, la estrategia y la táctica trabajan en sinergia para asegurar la coherencia entre los objetivos y la implementación efectiva del plan.

Pensamiento estratégico

El pensamiento estratégico ha sido moldeado a lo largo de la historia por varias corrientes que han dejado su impacto en el estudio de la estrategia.

La corriente inspirada en el General Clausewitz destaca la relación entre la política y la estrategia militar, haciendo hincapié en la importancia de tomar decisiones basadas en objetivos políticos.

Por otro lado, la corriente inspirada en el General Beaufré resalta el uso de la fuerza como medio para alcanzar metas políticas específicas. Estas perspectivas subrayan la interacción entre lo militar y lo político en la estrategia, estableciendo una conexión crucial entre el poder y los fines perseguidos.

Además, se encuentran corrientes estratégicas como la anglosajona, que enfatiza la relevancia del poder militar tanto en tiempos de paz como de guerra, reconociendo la importancia de mantener la paz a través de la disuasión y lograr una victoria efectiva en caso de conflicto.

También están presentes las corrientes marítima y aérea, que desarrollan estrategias específicas relacionadas con el poder naval y aéreo, explorando la influencia de estos dominios en la conducción de operaciones militares y el logro de objetivos estratégicos.

Por último, la corriente revolucionaria desafía las concepciones tradicionales de la estrategia, proponiendo enfoques innovadores y creativos que rompen con las estructuras establecidas y buscan transformar los paradigmas existentes.

Componentes de la estrategia

Los medios, que se refieren a los recursos y herramientas disponibles, son fundamentales para ejecutar la estrategia de manera exitosa. Estos pueden incluir aspectos como el capital humano, financiero y tecnológico.

Por otro lado, los modos se centran en la forma en que se organizan y estructuran las acciones estratégicas. Implican tomar decisiones sobre la secuencia, el tiempo, la asignación de recursos y las tácticas a emplear.

Finalmente, los fines representan los objetivos y metas que se pretenden alcanzar mediante la implementación de la estrategia. Estos fines deben ser claros, medibles y alineados con la visión y misión de la organización o el propósito estratégico. En conjunto, estos componentes interactúan y se complementan para proporcionar una estructura sólida que guía la acción estratégica hacia el éxito deseado.

Fuentes

  1. Schelling, Thomas C., The Strategy of Conflict, Oxford University Press, New York, 1975.
  2. Toffler, Alvin, El cambio del poder, Plaza y Janés, Barcelona, 1992.
  3. Osgood, R.E., NATO: The entangling alliance, University of Illinois Press, Chicago, 1963.

Leé más conceptos tendencias modelos casos contenidos materiales adelantos guías

Completá tus datos para recibir una serie de 10 envíos escritos para vos.

choice architecture

Arquitectura de la elección

Thaler y Sunstein se propusieron desarrollar la arquitectura de la elección para influir sobre el comportamiento y las decisiones. 

machine learning y aprendizaje automático

Aprendizaje automático

El aprendizaje automático es el proceso en el que una computadora intenta aprender de experiencias pasadas utilizando algoritmos.

Prospectiva para mirar mejor el futuro.

Prospectiva

La prospectiva es un enfoque sistemático y orientado a la planificación para estar preparado ante los cambios del futuro.

wood animal lizard reptile

Evolución

Cuando los organismos vivos se reproducen, transmiten rasgos exitosos de evolución que aseguran su supervivencia y capacidad de reproducción.

Daniel Kahneman

Daniel Kahneman

Daniel Kahneman ha tenido una gran influencia en el campo psicológico del juicio, los sesgos cognitivos y la toma de decisiones. 

Empujones o nudges según Thaler.

Nudge o empujones

La teoría de Nudge o Empujón comenzó a ganar popularidad en 2008 cuando Richard Thaler y Cass Sunstein publicaron Nudge

Sobre la forma en que tomamos decisiones cuando hacemos nuestras compras, interactuamos con nuestros conocidos y votamos a nuestros representantes.