fbpx

Despolarización y modelos transculturales

photo of woman wearing traditional headwear
Twitter
WhatsApp
LinkedIn
Facebook
Telegram
Email

Existen innumerables diferencias individuales entre personas y grupos. Los grupos se han definido y categorizado en función de múltiples identidades, como la nación de la que proviene, de qué parte de esa nación proviene o su orientación política. Estas separaciones se han convertido en partidismo entre grupos, lo que destaca la necesidad de comprender una dimensión transcultural y pensar cómo podemos comenzar a reducir el impacto de estas divisiones para despolarizar. 

A medida que la polarización se convierte en un problema más grave, aumenta el valor de aprender sobre modelos transculturales que explican las diferencias entre grupos y de explorar cómo las teorías basadas en grupos se pueden aplicar a problemas como la polarización política. Con estos conocimientos de modelos y aplicaciones, podemos dar forma a soluciones que reduzcan las divisiones.

Modelo Transcultural

Un ejemplo de un modelo transcultural que proporciona información sobre las diferencias basadas en grupos es el Modelo de dimensiones conductuales de Lewis. Lewis desarrolló un marco en su libro de 1996, When Cultures Collide, para agrupar culturas nacionales y regionales utilizando sus experiencias de trabajo en más de 20 países y visitando 135 de ellos. El marco se centra en las diferencias entre los grupos en las perspectivas temporales, la orientación del proceso y los estilos de confrontación. 

Lewis llegó a la conclusión de que las personas se pueden dividir en tres categorías basadas en el comportamiento: lineal-activa (p. ej., planificadores altamente organizados y orientados a tareas), multiactiva (p. ej., 'interrelacionados' más habladores y orientados a las personas) y reactiva (por ejemplo, oyentes introvertidos y orientados al respeto). Luis señaló que la evidencia de estas 3 categorías se extendía más allá de las naciones, aplicándose a regiones, razas y ocupaciones.

Un ejemplo que proporciona Lewis es la confianza dentro de los grupos culturales. Los miembros de sociedades de mediana a alta confianza como Alemania y EE. UU. generalmente confían en los demás. Por lo general, son activos lineales y asumen que sus conciudadanos "siguen las reglas", lo que hace que confíen en una persona hasta que demuestren que no son dignos de confianza. La confianza es científica y se basa en hechos y cifras. Las culturas multiactivas confían en las personas que muestran compasión, aceptan la cercanía y protegen sus vulnerabilidades. En culturas altamente reactivas como Japón, China y Corea, la confianza se gana a través de un comportamiento respetuoso, “protegiendo la cara del otro”, favores recíprocos y cortesías predecibles. 

Importancia y aplicaciones

Sabemos que los grupos y las personas son diferentes, pero teorías como esta aclaran cómo se manifiestan estas diferencias entre los grupos. Estos conocimientos del trabajo intercultural han inspirado una serie de investigaciones en diversos contextos que incluyen la negociación y negociación intercultural, el aprendizaje y la enseñanza, la confianza, los rasgos de personalidad, el procesamiento visual y la política. La investigación entre grupos muestra la importancia de la comprensión entre y dentro de las culturas, y sus aplicaciones entre diferentes grupos en áreas como la política (tanto a nivel individual como de políticas).

Divisiones en política

¿Por qué es importante considerar y comprender las diferencias entre grupos en áreas como la política? Estamos en una era de división que continúa creciendo con el tiempo. Siempre ha habido diferencias en las creencias entre los grupos (p. ej., puntos de vista sobre la inmigración o los impuestos), pero estas diferencias han seguido evolucionando. ¿El resultado? Sociedades altamente polarizadas o divididas. Las mentalidades de “nosotros” versus “ellos” han evolucionado a través de divisiones políticas o divisiones internas basadas en la clase, etnia o religión, que afectan a la sociedad. Los disturbios, las guerras y la erosión democrática general en todo el mundo polarizado brindan evidencia de esto. 

En todas las naciones, estas divisiones difieren según las experiencias y percepciones políticas, pero seguimos viendo temas comunes. El Trust Barometer de Edelman encuentra en particular que, en todo el mundo, 6 de cada 10 personas ahora afirman que es su defecto desconfiar hasta que se les proporcione evidencia de confiabilidad. Turquía, por ejemplo, se ha caracterizado por ser un país polarizado y de baja confianza. Vemos tendencias similares en países como Venezuela, Polonia y Hungría, donde hay evidencia de erosión democrática y poder más altamente concentrado. 

Tribus de pensamiento

En los EE. UU., los grupos están más divididos que nunca, y los sentimientos ajenos al grupo y la confianza más general continúan disminuyendo con el tiempo. El informe de Tribus Ocultas concluye que “nos hemos convertido en un conjunto de tribus, con códigos, valores e incluso hechos diferentes. En nuestros debates públicos, parece que ya no estamos simplemente en desacuerdo”. Otro 64% dice que ha llegado a un punto en el que las personas son incapaces de tener debates constructivos y civilizados sobre temas en los que no están de acuerdo. 

La polarización se perpetúa aún más con las cámaras de eco, o las personas que experimentan e interactúan principalmente en burbujas y grupos con pensamientos similares. Con los sistemas de medios y tecnología alimentando estas divisiones, las personas continúan polarizándose. Las redes sociales a las que pertenecen las personas pueden "reconectar" las actitudes personales con el tiempo para reflejar las opiniones de las personas a las que están vinculadas.

Arreglando la brecha

Con esta división, la pregunta es: ¿cómo podemos volvernos menos polarizados? 

En todos los países y grupos, vemos diferencias en la forma en que las personas muestran su apoyo al partido, votan y confían en el gobierno. Estos se deben a las diferencias innatas en las experiencias y preferencias entre los diferentes grupos. Intuitivamente, parece que empujarnos a nosotros mismos y a los demás a comprender estas diferencias puede ayudarnos a encajar las diferentes piezas del rompecabezas. Además, puede ayudarnos a comprender por qué sucede esto en algunos grupos y en otros no, y por qué las personas tienen las creencias que tienen.

Cómo despolarizarnos

Esto plantea dos soluciones: 1) mejorar la comprensión y la comunicación a través de divisiones, y además 2) explorar nuestras identidades únicas y compartidas. 

Para comunicarnos mejor, las oportunidades radican en que nos comprometamos con recursos que fomenten el diálogo constructivoconecten a las personas a través de divisiones o nos permitan comprender cómo salvar las diferencias. Además, como investigadores y profesionales, ideas como esta nos ayudan a pensar de manera más crítica sobre cómo podemos diseñar intervenciones que se adapten mejor a la cultura. También significa hacer una investigación más profunda sobre modelos (como el modelo de Lewis) u otros que se apliquen al trabajo que estamos haciendo.

Explorar identidades

Otra forma de reducir la polarización puede ser apelando a una identidad nacional global. El informe de Hidden Tribe también señala que "los estadounidenses viven sus vidas con percepciones absurdamente inexactas de los demás". Estudios como el experimento Robbers Cave de Muzafer Sherif sobre la resolución de conflictos mostró que después de crear un conflicto, las metas superiores (metas tan grandes que requieren más de un grupo para lograr la meta) redujeron el conflicto significativamente más que otras estrategias. Un trabajo como este enfatiza el valor de unirse para un propósito más amplio fuera de nuestras identidades individuales y grupales. 

Somos diferentes y eso está bien. Las teorías de grupos cruzados nos ayudan a comprender y apreciar estas diferencias. Estas diferencias se extienden a temas como la polarización política, que ha aumentado con el tiempo. Sin embargo, es valioso que aprendamos a comunicarnos mejor y reconozcamos que tenemos identidades compartidas con todos los que nos rodean. El conocimiento de esto puede ayudarnos a conectarnos de manera más significativa con una gama más amplia de personas y salir de nuestras propias cámaras de eco. Es importante para todos, ya sea para hacer amigos o para ser un mejor investigador. En última instancia, despolarizarnos puede ayudarnos a ser mejores seres humanos, menos divididos.

Fuentes

  1. Behavioral Economics. (2022). Confirmation bias. (S. Melzner, trad)
  2. Kahneman, D., & Frederick, S. (2002). Representativeness revisited: Attribute substitution in intuitive judgment. Heuristics and biases: The psychology of intuitive judgment49, 81.
  3. Gigerenzer, G. (2018). The bias bias in behavioral economics. Review of Behavioral Economics5(3-4), 303-336.

Leé más conceptos tendencias modelos casos contenidos materiales adelantos guías

Completá tus datos para recibir una serie de 10 envíos escritos para vos.

Prospectiva para mirar mejor el futuro.

Prospectiva

La prospectiva es un enfoque sistemático y orientado a la planificación para estar preparado ante los cambios del futuro.

Teoría de juegos y dilema del prisionero.

Teoría de juegos

La teoría de juegos proporciona modelos para conceptualizar interacciones entre individuos.

La teoría de la perspectiva y la aversión a perder.

Teoría de la perspectiva

Según la teoría de la perspectiva de Daniel Kahneman y Amos Tversky, valoramos las pérdidas y las ganancias de manera desproporcionada.

OODA loop de la fuerza aérea

Bucle OODA

El bucle OODA es un modelo de procesamiento de información que considera la observación, orientación, decisión y acción.

wood animal lizard reptile

Evolución

Cuando los organismos vivos se reproducen, transmiten rasgos exitosos de evolución que aseguran su supervivencia y capacidad de reproducción.

variety of vegetables on display

Escasez

Hay una cantidad limitada de recursos disponibles y nuestro deseo es ilimitado, lo que produce escasez.

Sobre la forma en que tomamos decisiones cuando hacemos nuestras compras, interactuamos con nuestros conocidos y votamos a nuestros representantes.