fbpx

Ventaja comparativa

Ventaja comparativa y ventaja competitiva.
Twitter
WhatsApp
LinkedIn
Facebook
Telegram
Email

El concepto de ventaja comparativa es una piedra angular del comercio internacional, ya que el país con esta ventaja puede producir bienes o servicios a un menor costo de oportunidad que otros países. El costo de oportunidad se refiere a las ganancias potenciales que un país pierde cuando elige producir un determinado bien o servicio en lugar de otros. La ventaja comparativa también es aplicable en términos de empresas, de modo que una empresa puede tener esta ventaja sobre otra.

La ventaja comparativa se ha utilizado como argumento a favor del libre comercio, ya que sugiere que es mutuamente beneficioso para los países producir bienes para los que tienen una ventaja comparativa y exportarlos a otros países. Cuando el economista británico David Ricardo desarrolló esta teoría cuando las Leyes del Maíz en Inglaterra limitaban la cantidad de trigo que podía importarse de otros países. Ricardo argumentó que estas leyes deberían ser derogadas, ya que se podía importar trigo de alta calidad a bajo costo de países con una ventaja comparativa en este campo.

Cuando esta teoría se desarrolló por primera vez, se aplicó casi exclusivamente a la producción de bienes, como el trigo o la tela. Sin embargo, debido al auge de la tecnología de las telecomunicaciones, también se ha llegado a aplicar a los servicios. Es más barato para las empresas estadounidenses comprar servicios de centros de llamadas en la India, por ejemplo, que ubicar centros de llamadas en los Estados Unidos.

Historia

En su obra magna, Una investigación sobre la naturaleza y las causas de la riqueza de las naciones, publicada en 1776, el economista político y filósofo moral británico Adam Smith esbozó la teoría rudimentaria detrás de la ventaja comparativa. Escribió que “si un país extranjero puede proporcionarnos una mercancía más barata de lo que nosotros mismos podemos fabricar, es mejor que se la compremos con una parte del producto de nuestra propia industria, empleado de una manera en la que tengamos alguna ventaja”.

Al igual que Smith, David Ricardo, un economista político británico de principios del siglo XIX, era un defensor del libre comercio. Si bien Smith inicialmente esbozó la idea básica de la ventaja comparativa, a Ricardo se le atribuye el desarrollo del concepto. Presentó la idea por primera vez en su libro más famoso, Principios de economía política y fiscalidad, que fue lanzado en 1817.

Ventajas cruzadas

Ricardo ilustró el concepto a través de un ejemplo de comercio entre Inglaterra y Portugal. Explicó que debido a que Portugal puede producir telas y vino a costos más bajos que Inglaterra, Portugal tiene la ventaja absoluta. Sin embargo, en Inglaterra, el costo de oportunidad es menor para la producción de tela que para el vino. En Portugal, el costo de oportunidad es menor para la producción de vino que de tela. Así, mientras Portugal tiene ventaja absoluta sobre Inglaterra, Inglaterra tiene una ventaja comparativa en la producción de vino, mientras que Portugal tiene una ventaja comparativa en la producción de telas. 

A partir de ahí, Ricardo sugirió que sería mutuamente beneficioso que Portugal se especializara en la producción de vino e Inglaterra se especializara en la producción de telas y que comerciaran entre sí. A través de este ejemplo y, más ampliamente, la teoría de la ventaja comparativa, Ricardo esperaba subrayar los beneficios del libre comercio, con el fin de alentar a la economía británica a derogar sus políticas proteccionistas.

Consecuencias

La ventaja comparativa se ha utilizado para promover el libre comercio y la especialización entre países. Cuando Ricardo lo introdujo por primera vez, su objetivo era abolir las Leyes del Maíz proteccionistas vigentes en Inglaterra en ese momento. Creía que Inglaterra se beneficiaría de la importación de trigo y la exportación de productos hechos a máquina. Si bien no vio las Leyes del Maíz derogadas en su vida, poco después de su muerte fueron reemplazadas por políticas de libre comercio, algo por lo que Ricardo probablemente merece al menos crédito parcial. 

La ventaja comparativa continúa siendo un tema relevante hasta el día de hoy y todavía se usa como justificación para el libre comercio, aunque ha habido cierta controversia sobre si esta teoría es tan buena en la aplicación como en el papel.

Controversias

Ricardo hizo un caso convincente a favor de la ventaja comparativa, sin embargo, incluso en presencia de libre comercio, algunos países no prosperan como él sugirió que lo harían. Un argumento en contra de la ventaja comparativa es que es un modelo demasiado simple para reflejar con precisión las consecuencias del libre comercio entre países. Por ejemplo, no tiene en cuenta los costos de transporte o el costo ambiental de exportar bienes, que incluye una mayor contaminación. 

Además, los modelos típicos de ventaja comparativa se basan en escenarios como el proporcionado por Ricardo del comercio de telas y vino entre Inglaterra y Portugal. Sin embargo, generalmente hay múltiples países y productos involucrados en acuerdos comerciales, lo que hace que la realidad sea mucho más compleja.

Otra explicación que se da de por qué el libre comercio no siempre es mutuamente beneficioso es la búsqueda de rentas. Este concepto económico se refiere a cuando las empresas buscan aumentar su riqueza sin aumentar la productividad presionando al gobierno para proteger sus intereses, por ejemplo, implementando la protección arancelaria.

Fuentes

  1. Laboratorio de decisiones. (2022). Comparative advantage. (S. Melzner, trad)
  2. Hayes, A. (2020). Definición de ventaja comparativa. Investopedia
  3. Amadeo, K. (2020). Teoría de la ventaja comparativa y ejemplos. The Balance
  4. Definición de Ventaja Absoluta. Investopedia
  5. Hayes, A. (2020). Definición de costo de oportunidad.  Investopedia
  6. Kennon, J. (2020). ¿Qué es el costo de oportunidad?. El Equilibrio

Leé más conceptos tendencias modelos casos contenidos materiales adelantos guías

Completá tus datos para recibir una serie de 10 envíos escritos para vos.

Aprendizaje profundo o deep learning

Aprendizaje profundo

El aprendizaje profundo es una técnica en la que las máquinas se programan de manera similar al cerebro humano.

Enfocarse en el 20% que genera beneficio.

Principio de Pareto

El principio de Pareto se debe a la observación de que la mayoría de los efectos proviene de una minoría de causas.

black toy car on world map paper

Los mapas no son el territorio

Los mapas de la realidad no son la realidad. Incluso los mejores mapas son imperfectos, porque son reducciones de lo que representan.

Sunstein

Cass Sunstein

Las ideas de Cass Sunstein se pueden escuchar en leyes, políticas, ciencias del comportamiento, salud, enseñanza y consultoría legal. 

wood animal lizard reptile

Evolución

Cuando los organismos vivos se reproducen, transmiten rasgos exitosos de evolución que aseguran su supervivencia y capacidad de reproducción.

El poker y la teoría de los juegos

Bluffing o farol

Al crecer, a todos se nos enseña que mentir es malo. Nadie nos habla de bluffing y los faroles son para iluminar la calle.

Sobre la forma en que tomamos decisiones cuando hacemos nuestras compras, interactuamos con nuestros conocidos y votamos a nuestros representantes.